Son los tratamientos bucodentales cuyo objetivo es la recuperación o la obtención de un aspecto físico armónico y satisfactorio para el paciente, a la vez que saludable, favoreciendo así desde su autoestima hasta su integración social.

Pueden englobarse tratamientos no invasivos como los blanqueamientos o tratamientos más agresivos como las carillas de porcelana, de resina, prótesis con base de zirconio, etc.